La confesión de Darth Vader a Luke Sky Walker.

La confesión de Darth Vader a Luke Sky Walker.

Uno de los peores chistes que he oído en los últimos tiempos tiene que ver con dos elementos de nuestra historia mundial, el idioma inglés y la saga Star Wars, el fenómeno cinematográfico global de George Lucas.

Voy primero al chiste: En el transcurso de una entrevista de trabajo, un entrevistador pide al demandante de empleo asustado que demuestre su conocimiento del idioma inglés utilizando el verbo look (mirar) en una frase.De repente contesta el aludido;

– ¡Look, soy tu padre!

Bromas aparte, en la primera de estas películas, llamada “la Guerra de las Galaxias” también aparece la figura del jedi Obi-Wan Kenobi, el mentor de Luke Skywalker.

La relación que existe entre Obi-Wan y Luke fructifica y alcanza sus frutos a través del modelo de mentoring que se expresa en la cultura de los jedi. Veamos este nuevo ejemplo en forma de diálogo de la película:

“Luke Skywalker-¿Por qué no vamos por esa dirección? Nunca hacemos las cosas a mi modo.

Kenobi: -Bueno , hoy nos hemos estrellado a tu modo.”

Cuando no conocemos una herramienta o un sistema de trabajo generalmente el tiempo perdido en arreglar errores es incalculable. Esto suele suceder con frecuencia en empresas que quieren aplicar herramientas de gestión de un día para otro.

El mentoring como herramienta de adaptación.

En la actualidad la gestión en las empresas exige de una permanente actualización y puesta a punto que a veces no es posible por falta de tiempo. Un nuevo-viejo modelo de adaptación rápida está emergiendo en el mundo del aprendizaje y dirección; el mentoring.

Se trata de un compromiso entre dos profesionales para compartir vivencias, actividades, decisiones y experiencias, ayudando al desarrollo del mentorizado en un área que desconoce.

Así las cosas, esta situación se está produciendo cada vez con más frecuencia, ya que las disciplinas empresariales no paran de complicarse y hacerse más exigentes.

Para ello es necesario elegir un profesional con experiencia, pero también con capacidades de comunicación y sintonía, que al final Luke sudó lo suyo para destruir la estrella de la muerte.

“Rodéate de personas más pequeñas que tú y acabarás siendo un enano. Rodéate de personas más grandes que tú y acabarás siendo un gigante” David Ogilvy

 

 

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *